fbpx

Cuarentena: cómo trabajar mejor desde casa

Publique un libro que marque la diferencia

Cuarentena: cómo trabajar mejor desde casa

Si alguien nos hubiera dicho hace unos meses que íbamos a quedarnos encerrados en casa por un virus, no lo habríamos creído. Pero esta es la realidad y depende de nosotros, de nuestra decisión personal, el poner nuestro granito de arena para salir lo más pronto posible de esta crisis sanitaria.

Para muchos trabajar desde casa a tiempo completo se ha vuelto desconcertante, por decir lo menos. No estamos acostumbrados, y como todo nuevo hábito cuesta adaptarse.

Sin embargo, si seguimos algunos sencillos pasos podremos organizarnos bien para sacar adelante todos nuestros pendientes sin sentirnos desorientados.

En seguida le brindaremos algunas recomendaciones para hacer de este home-office algo más tranquilo y llevadero.

Veamos qué podemos hacer.

1. Delimitar un área de trabajo: De preferencia que sea siempre la misma, puede ser una habitación independiente o un lugar lo más apartado de donde circula la familia para trabajar con las menos interrupciones posibles. También puede ser la esquina de la sala o de una recámara. Lo ideal es trabajar junto a una ventana, a la cual podamos mirar de tanto en tanto, para no sentirnos demasiado aislados.

2. No quedarse en pijama todo el día: Puede sonar un poco obvio, pero de lo que se trata es de continuar con la dinámica que teníamos antes para ir a la universidad o al centro de investigación, y naturalmente no iríamos a esos lugares sin peinarnos ni desarreglados. El hecho de vestirse como siempre (aun con ropa cómoda) nos da la sensación de estarnos preparando para hacer nuestras labores habituales, lo cual impacta en nuestra productividad.

3. Programar los pendientes: Para que estos días de cuarentena nos rindan mejor, lo ideal es anotar absolutamente todas las tareas ya sea en una agenda impresa o electrónica. La herramienta de Google Calendar es especialmente útil porque permite asignar horas específicas a cada actividad y ofrece recordatorios para realizarlas. Otra herramienta es Trello que, con base en sus tableros y tarjetas, también facilita esta labor de organización.

En nuestro blog Las 10 mejores apps para trabajos de investigación y académicos, podrá encontrar más información sobre dichas herramientas que, en su versión gratuita, ofrecen enormes beneficios.

4. Establecer un horario de “oficina”: Una vez obtenido el panorama de todas las tareas por realizar, es importante determinar de cuántas horas se conformará nuestro día laboral. Esto es necesario para también tener tiempo de descanso, pues es muy fácil caer en la “tentación”de seguir trabajando de corrido hasta que ya no podemos más. En estos días de cuarentena, es esencial cuidar nuestra salud mental, por lo que al terminar el horario de trabajo, es momento de convivir con la familia o de distraerse con algún pasatiempo. De esta manera, “recargamos pilas”.

5. Hacer un poco de ejercicio: El hecho de que los gimnasios y muchos parques estén cerrados no es una excusa para quedarnos inactivos. Unos minutos (o más) de ejercicio nos harán bien en tanto pasa el encierro, porque ayudará a relajarnos del estrés. En Youtube hay una enorme cantidad de videos para hacer ejercicios de estiramiento o de yoga, o bien, puede subir y bajar escaleras. Otra muy buena y sencilla opción es la que ofrece la Conade con la rutina de ejercicios #Actívate en casa.

6. Poner límites: Es muy fácil que al estar toda la familia en casa se presenten interrupciones mientras uno trabaja, por lo que es importante comentarles que durante cierto tiempo no estará disponible. Más todavía si tenemos una videoconferencia o estamos trabajando con los alumnos en línea. Para ello, puede ser útil colocar un letrero en la puerta de la habitación donde estamos, indicando si se puede pasar o no. De esta manera podemos tener mayor concentración y privacidad, para que no nos pase lo que al reportero de la BBC.

7. Buscar actividades que relajen: Para aumentar la productividad es necesario descansar, o sea, tener tiempo para “afilar el hacha”. Este es un buen momento para retomar los pasatiempos y disminuir las tensiones. Leer un libro de ficción, colorear mantras, tejer, cocinar o armar un rompecabezas son algunas alternativas que ayudan mucho.

8. Hablar por teléfono: Ya que en estos días debemos estar aislados y muchos tendremos más bien una comunicación virtual, por medio de correos electrónicos o de messenger, no sería mala idea tener una conversación real con nuestros parientes o amigos. Puede ser una forma de socializar sin exponernos ni exponer a nadie a un posible contagio, y además “reconectamos” con nuestras personas queridas.

Esperamos que estas recomendaciones le sean de utilidad para sobrellevar mejor la cuarentena, que sigue siendo la mejor forma de controlar la pandemia. Estamos seguros de que si todos asumimos esta responsabilidad podremos salir más pronto de esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: