fbpx

Consejos fáciles para publicar con éxito un artículo científico en una revista indizada

Publique un libro que marque la diferencia

Consejos fáciles para publicar con éxito un artículo científico en una revista indizada

Sin duda, una de las mejores formas de incrementar nuestro prestigio académico es publicando un artículo en una revista de impacto.

Es nuestra oportunidad para dar a conocer a nuestros colegas el fruto de meses y a veces de años de esfuerzos y desvelos.

Sin embargo, a veces no sabemos bien qué hacer para que esa revista que tanto nos interesa acepte nuestro texto.

¿Por dónde empiezo?

¿Termino primero de escribir el artículo o mejor busco primero una revista?

¿Qué pasos debo seguir para publicar en una revista indizada?

En este blog le compartiremos 9 recomendaciones prácticas para alcanzar con éxito su objetivo.

Antes de empezar cabe recordar que la constancia y, sobre todo, la paciencia son muy importantes. El número de artículos que reciben hoy en día las revistas de alto impacto es muy grande, por lo que es necesario no desanimarse e insistir.

Una vez dicho esto, entremos en materia:

1. Investigar qué revistas abordan una temática acorde con nuestras líneas de investigación y elegir solo una

De entre todas las revistas que hay actualmente debemos enfocarnos solo en aquellas que sean afines con nuestra temática y en donde veamos que hay posibilidades reales de publicar.

Una buena opción es revisar el sistema de clasificación que tiene el Conacyt para revistas mexicanas de ciencia y tecnología, con base en las diferentes disciplinas del conocimiento. http://www.revistascytconacyt.mx/index.php/inicio

Cuando haya dado un vistazo, elija solo una. Evite caer en la tentación de enviar su escrito de manera simultánea a varias revistas, pues está penalizado.

Además, por lo general, las publicaciones similares recurren a los mismos evaluadores, así que será fácil detectar quién incurrió en esta práctica.

2. Tomar en cuenta la vigencia de su investigación

¿Su artículo aborda un tema de actualidad que podría caducar en poco tiempo?

Si es así, entonces es preferible optar por una revista más accesible antes que por una muy codiciada, con el fin de que su trabajo vea la luz más pronto.

Es importante considerar que una publicación indizada se lleva solamente en el proceso de evaluación por lo menos seis meses.

A esto hay que agregar el tiempo que se ocupará para hacer las correcciones (si las hubiera) que indiquen los dictaminadores y esperar nuestro turno en la lista de espera para que por fin nuestro artículo se publique.

3. Leer con lupa los criterios editoriales de la revista y seguirlos al pie de la letra

Este paso es muy importante, porque en dichos criterios sabremos cuál es la extensión que deben tener los artículos. Trabajaremos doble si primero escribimos un artículo muy largo y luego nos damos cuenta de que la revista nos pide un texto más corto.

También es indispensable revisar qué sistema de citación solicitan (APA, Harvard, Chicago, etcétera), así como el formato y cantidad de imágenes (mapas y figuras), qué secciones debe incluir (resumen, palabras clave, introducción, breve semblanza, entre otras), y cumplir absolutamente con todos los requisitos.

Los primeros artículos que una revista rechaza son aquellos que no cumplen con las normas establecidas para los autores.

Por eso es muy importante asegurarse de que nuestro artículo cumple con todos los requisitos.

4. Revisar que el contenido del artículo esté bien estructurado y completo

Para evitar la “ceguera de autor” se recomienda dejar descansar el texto unos días y volver a él con nuevos ojos. Así se puede verificar que la estructura del texto es coherente y no se haya pasado por alto algún aspecto relevante.

Los elementos básicos que nunca deben faltar en el artículo son:

  • Introducción
  • Objetivos e hipótesis
  • Explicar la metodología que se ocupó
  • Exponer los resultados más importantes
  • Resumir las conclusiones
  • Lista de referencias (bibliográficas y electrónicas) en el sistema de citación solicitado.

5. Cuidar la bibliografía

Esta debe ir redactada en el sistema de citación que solicita la revista en la cual se desea publicar.

Es necesario revisar que todas las referencias de esta sección se encuentren en el cuerpo del artículo y no colocar otras que no lo estén.

La lista de referencias (tanto bibliográficas como electrónicas) no deben tener más de diez años de antigüedad.

El Doctor en Documentación Científica de la Universidad de Navarra Daniel Torres-Salinas brinda el siguiente consejo para la elaboración de la bibliografía:

Incluye los papers sobre el tema que ha publicado la revista donde lo vas a enviar. Se honesto en la citación, no omitas citas de competidores (pueden ser tus revisores)”.

6. Realizar bien los gráficos y tablas

Esta parte es muy importante, porque ahí se condensarán los resultados más relevantes de la investigación.

Es mejor tener pocas y buenas tablas y gráficos que una larga lista de ellos, cuya información ya se proporcionó en el texto.

Estos elementos gráficos deben tener buena resolución y ser claros y concisos.

Hay que tomar en cuenta que si los interiores de la revista a la cual vamos a enviar el artículo son a una sola tinta (negra), entonces nuestros gráficos no deben llevar colores. En este sentido, lo mejor es hacerlos con “texturas”, es decir, si vamos a realizar una gráfica de pastel habrá que ocupar rayas horizontales, verticales, en diagonal, cuadrícula, puntos grandes, etcétera, para diferenciar los porcentajes.

7. Hacer corrección de estilo

Recuerde que el artículo es su mejor carta de presentación, por eso debe estar redactado de manera impecable.

No basta con “tener buena ortografía”, es preferible poner en manos de un profesional la tarea de limpiar y dejar muy bien escrito su artículo.

Es muy común que después de leer decenas de veces nuestro texto ya no “veamos” las erratas.

La solución es contratar a un corrector calificado para que revise no solo la ortografía, sino la adecuada construcción gramatical, la jerarquización, los dedazos, el formato de las citas textuales, entre otros aspectos.

No está de más señalar que un buen corrector NUNCA tocará el contenido, pero sí detectará ideas confusas o inacabadas, líneas repetidas o referencias faltantes, con el fin de consultar al autor y arreglar el documento.

8. Elaborar una carta de presentación para el editor

Destaque cuáles son los puntos fuertes de su artículo, qué contribución hace al conocimiento y el porqué podría resultar de interés para los lectores de esa revista.

En esta carta conviene también ofrecer un resumen del texto, indicando los objetivos, las hipótesis, la metodología ocupada y las conclusiones.

Un punto esencial es mencionar que su artículo es original y que no ha sido publicado anteriormente ni está sometido a dictamen por parte de otra revista.

9. Estar abierto y dispuesto a atender las observaciones de los dictaminadores

Si los cambios que recomienda el revisor no conllevan alterar en gran medida el artículo, es importante hacerlos lo más pronto posible; por ejemplo, eliminar alguna tabla o resumir aún más las conclusiones o cambiar de orden ciertas secciones.

En caso de no estar de acuerdo con los cambios que solicita el dictaminador, se le puede responder de forma ecuánime, con argumentos sólidos, para llegar a un acuerdo.

Por supuesto, si hubiera diferencias personales con quienes dictaminan, lo mejor es darlo a conocer al editor, con el fin de aclarar la situación y tomar medidas al respecto.

Estamos seguros de que siguiendo estos sencillos pasos tendrá muchas más posibilidades de ser publicado en una revista indizada. Como lo comentamos al principio, es indispensable armarse de paciencia y ser perseverantes. Lo más complicado (y lo más importante!) ya está hecho: la investigación.

Si desea corregir su artículo para dejarlo impecable o requiere ayuda para elaborar gráficos atractivos y de alta calidad, escríbanos a riosubterraneo17@gmail.com o déjenos sus datos en nuestra sección de Contacto. Con gusto le atenderemos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: